La temporada del erizo de mar

La época ideal de consumo es más bien reducida y no se trata de un producto que se encuentre durante todo el año. Podríamos decir que, en la actualidad, la temporada del erizo de mar va de noviembre a abril, más especialmente entre los meses de enero y marzo. En esos períodos es cuando el frío es más intenso, lo que provoca que estén más llenos de carne.

Características de los erizos de mar

Como ocurre con buena parte de los mariscos, los erizos de mar son una gran fuente de proteína, con entre seis y diez gramos por cada cien. Además, apenas tienen un uno por ciento de grasa y cuentan con gran contenido en minerales como el hierro y el fósforo.

Todo esto se une a su magnífico sabor. Auténtico manjar, con un potente gusto a mar. Algunos paladares incluso colocan al erizo de mar por encima de la mayoría de los mariscos y prácticamente a la altura del lujoso caviar.

En cuanto a la forma de consumirlo, se degustan incluso crudos, simplemente abriéndolos y tomando la carne del interior, si bien admiten muchísimas elaboraciones. Pueden tomarse cocidos y escaldados y emplearse para elaborar potentes salsas y reducciones.

Erizos de mar gratinados

Entre las múltiples recetas con erizos de mar que puedes encontrar, vamos a destacar la que consiste en hacerlos gratinados, una de las más comunes y deliciossas. Es ideal, ya que permite disfrutar más del oricio, como se le conoce en Asturias, debido a que no lleva demasiada carne en su interior.

El primer paso consiste en abrirlos y extraer las huevas (la carne), que es la parte anaranjada, ten en cuenta que cada erizo contiene una pequeña cantidad, pero con un potente sabor. Aprovecharemos también para quitar las púas sobrantes y vaciar la cáscara por completo, pues posteriormente la rellenaremos.

erizos-de-mar-receta

Para el relleno vamos a empezar por batir en un bol 100 mililitros de nata y un par de yemas de huevo. Aparte, pocharemos una cebolla pequeña picada bien fina. Una vez que se dore, echaremos las huevas que extrajimos antes para rehogarlo todo junto.

Posteriormente, meteremos también en la sartén la mezcla de la nata y las yemas, a fuego lento y removiendo hasta que todo ligue y la crema espese. En ese punto volcaremos el resultado en las cáscaras que previamente habremos vaciado. Finalmente, gratinamos a 220 grados entre diez y quince minutos.

Con todas estas cualidades, ya sabes que comprar erizos de mar es una fabulosa elección. Se trata de un alimento que, a su gran sabor, une multitud de beneficios que te permitirán degustarlo sin remordimientos.

receta-erizos-de-mar